Articles

RSS
  • Top 5 conciertos 2010

    31 déc. 2010, 13h48m

    Ai, que este año nos hemos dejado mucho dinero, hemos visto mucha gente y este top 5 será algo difícil... aunque en fin, por como se presenta el 2011, parece que todavía puede ser superado. Pero bueno, por ahora centrémonos en lo ya vivido:

    1. Arcade Fire@Palau Sant Jordi, 21/11/10: Está claro que siendo el grupo del año con el disco del año, el directo del año sólo lo podían protagonizar ellos. Es realmente una experiencia religiosa ver a 9 músicos de verdad darlo todo durante más de una hora y media. Ya estoy contando los días que quedan para volverlos a ver.

    2. Arctic Monkeys@Club Sant Jordi, 6/2/10: Supongo que están en el número 1 por un simple valor sentimental: puedo decir que he "crecido" (es decir, he pasado la preadolescencia y la adolescencia) escuchando a este grupo y por fin, después de dos conciertos en los cuales me quedé en la puerta a causa de mi edad, los vi. Si además, a eso le sumas ir con esa amiga que ha hecho el mismo recorrido contigo que el grupo, el concierto se convierte en algo muy, muy especial. Y para rematar, si los chicos lo hacen bien, ya es la bomba.

    3. Alice Cooper@Club Sant Jordi, 23/11/10: Qué decir de este señor. A sus 60 y pico años continua haciendo espectáculos que a más de uno y de dos les gustaría hacer actualmente. Cierto es que la duración del concierto quizá no fuese la deseada (duró apenas una hora y media), pero ese tiempo fue algo maravilloso, espectácular, indescriptible. Este año, me quito el sombrero por usted, señor Cooper, espero que siga dando guerra mucho más tiempo.

    4.The Antlers@Fòrum (Primavera Sound'10), 29/05/10: La palabra es mágico. Un escenario pequeño, poca gente, y un pequeño grupo músicos que, desde luego saben lo que hacen. Letras directas, música que despierta todos los sentidos y atmosfera tranquila. Resultado: una hora de concierto que nos transportó a cada miembro del público a hacer su propio recorrido por todos los pensamientos y recuerdos más agradables o que marcarón la vida de cada uno. Y es que éramos muchos los que acabamos llorando ese sábado al atardecer.

    5.Beach House@Fòrum (Primavera Sound'10), 28/05/10: Tres artistas, un escenario, un atardecer precioso al lado del mar y gente. Sin duda, fue uno de los mejores conciertos de la pasada edición del Primavera Sound. Legrand y compañia llevaron su último álbum a un directo más que correcto y que transmitió todo lo que creo que querían que transmitiese a su público. Así pues, el número 5 para el segundo grupo del año.

    PS: Nota mental para el futuro: No volver a ir a un concierto de Crystal Castles(@Sala Apolo, 7/11/10). Uno de los directos más penosos, si no el más penoso que he visto nunca.
  • Top 5 discos 2010

    29 déc. 2010, 21h05m

    Increíble pero cierto: ya volvemos a estar aquí, haciendo la misma lista, con el mismo título a la misma altura del año. Este año, creo que valdría con un top 1, pero no seré cruel y ocuparé los otros cuatro. Así que sin más dilación, let's go!:

    1.Arcade Fire-The Suburbs: Intentar describir este disco en unas cuantas líneas es como pedirle a Bob Dylan que deje de hacer discos, es decir, imposible. Y es que este discos, señoras y señores que no leeís mi blog, juega en otra división: se ha creado una división a parte para poder colocar esta casi hora de MÚSICA hecha por MÚSICOS, algo imposible e impensable en esta era que nos ha tocado vivir en la cual parece ser que con un ordenador y cuatro sonidos predeterminados puedes ser el amo. Así que el número uno va para vosotros, conjunto de músicos canadienses: el mundo (o almenos, mi mundo) está a vuestros pies.

    2. Beach House-Teen Dream: Sí, lo reconozco: la primera vez que me dijeron que escuchase este disco me reí en la cara de la pobre persona que lo hizo. Pero ahora, aproximadamente 10 meses después, em trec el barret. Y es que este dúo+bateria, lo hacen bien, muy bien. Beach House es el ejemplo perfecto de que la simplicidad puede provocarte la misma emoción que una orquestra simfónica, y el Teen Dream es el ejemplo perfecto de a la tercera, va la vencida. Les ha costado tres discos hacer algo bueno, pero la espera ha merecido la pena. Y si alguien todavía no está convencido, que escuche Norway tumbado en la cama con poca luz y después me vuelva a contestar.

    3. Surfer Blood-Astro Coast: Bateria, bajo, teclado y percusión, dos guitarras y voz, ¡estos chicos no han inventado nada! Pues no, pero almenos lo que hacen (que viene siendo lo de siempre) lo hacen muy bien, y con un toque diferente que todavía no sé cual es. Estos estadounidenses, sólo con su albúm de debut, han aportado a la música actual un poco de aire fresco sin necesidad de renunciar a la receta de siempre: así, han creado hits como Swim o Twin Peaks. Sin duda, todavía queda esperanza dentro de la escena indie.

    4. MGMT-Congratulations: Y es que, mi querido Andrew y compañia, no os puedo decir nada más que Congratulations. Menudo discazo os habéis marcado. Esto sí que es un disco de pies a cabeza: se nota el enlace entre canción y canción, hay algún que otro hit (como Flash Delirium o la misma It's Working), una canción de pies a cabeza como Siberian Breaks y la típica canción más tranquila (Congratulations). No sé si las grupies-fans estarán muy de acuerdo, pero eh, tranquilos, porque con este disco me juego lo que queráis que habeis ganado muchos más admiradores, y de verdad, no de esas que tiran sujetadores al escenario y poco más.

    5. Fistful Of Mercy-Fistful of Mercy: Vale, sí, no es el quinto mejor disco del año, pero puñetas, no lo he visto en ninguna lista de estas de los 50 ni de los 100 mejores discos del año, y almenos entre los 30 primeros deberia estar, porque que queréis que os diga, la manera que tienen estos tres buenos hombres de tocar la guitarra, la voz de Ben Harper y los magníficos coros de Harrison hijo y de Joseph Arthur no es algo que se escuche cada día, ni cada semana, ni cada mes, ni cada año. Así que ahí va, puesto número cinco para el conjunto de temazos como Father's Son, Things Go 'Round y compañia.
  • Rebellion (truths)

    24 nov. 2010, 18h14m

    Dom 21 Nov – Arcade Fire, Fucked Up

    Domingo, 16.00 horas, Palau Sant Jordi y poca cola. Horas de espera y mucha, mucha expectación, a parte de frío, está claro. Las dos filas que se formaron delante del Palau se fueron haciendo más y más largas hasta que, sobre las 19.30 horas, las puertas se abrieron, y todos, sin ningún tipo de excepción, empezamos a correr, porque aunque no lo sabiamos, puede que para más de una, dos, tres o cuatro personas ese fuese el mejor concierto de su vida.
    Fucked Up, abrieron la noche sobre las 20.30 horas. Personalmente, todavía no sé que pensar de este grupo, quiero decir, se apagan las luces, aparece un grupo con integrantes a primera vista de cualquier grupo indie/alternativo: camisas de cuadros, pantalones de pitillo, gafas de pasta... y de repente, aparece de la nada un señor con una barriga más grande que la de Obélix, una barba digna de Poseidón y vestido con un chandal. Si hasta ese momento la cosa ya era extraña, no puedo describir mi estado (y creo que el de la mayoria tampoco) al verlo bajar del escenario y metiéndose por entremedio del público, haciendo servir dos vasos de plástico como cuernos o dándo besos a personas en primera fila. ¿Qué si eran buenos los teloneros? La verdad es que no lo sé, pero lo que es entretener, entretenían.
    Y llegó el momento. Diez minutos después de lo anunciado, el Sant Jordi se vió abducido por una pequeña luz provinente del escenario y, poco a poco, fuimos divisando los ocho componentes que aquella noche del 21 de noviembre, nos hicieron soñar, emocionar y llorar. Arcade Fire empezó con fuerza con Ready to Start, seguida de la ya mítica Neighborhood #2 (Laika) junto con Haiti. Fueron repasando sus tres trabajos, dando mayor importancia, por su puesto, a su último álbum: The Suburbs. Uno de los puntos más álgidos del concierto seguramente fue We Used to Wait, dónde Win Butler bajó del escenario y se acercó al público. La traca final antes del bis estubo compuesta por la enérgica Month of May, dónde más de uno descargó toda su energia bailando y continuaron con la emocionante Neighborhood #1 (Tunnels). En el bis, pudimos disfrutar de Keep the car y finalizó con Wake Up, dónde, por un momento, las 10.000 personas que llenaron el Sant Jordi se unieron para cantar como una sola voz.

    No hay ninguna duda que los que estuvimos el domingo pasado en el concierto de Arcade Fire vivimos algo indescriptible: me atrevería a decir que fue algo así como una experiencia religiosa, espiritual... Así pues, queda demostrado que la banda canadiense es EL grupo del momento. Y que dure.
  • Primavera Sound 2010

    31 mai 2010, 13h51m

    Jue 27 May – Primavera Sound 2010

    Meses de espera para que después todo pase tan rápido, pero así es la vida. Tres días de buena música, buen ambiente, buen tiempo a ratos... Tres días de pasarlo realmente bien, disfrutar y no pensar mucho, así que tampoco creo que esto vaya a ser una gran crónica (y si encima le sumamos el hecho de que no llego ni a proyecto de periodista por ahora...), pero como dicen, la intención es lo que cuenta.

    JUEVES 27/5/10

    Comienza el Primavera, pero eso no implica que el mundo se pare, así que el jueves fue un dia light a la par que estresante. Después de la pulserita y la targeta, tuvimos el tiempo justo para ubicarnos y poder llegar al escenario Pitchfork, donde Surfer Blood inaguró, para mi, el festival. Un directo animado, potente y dónde se hicieron notar, hecho muy importante al tener sólo un disco publicado. A destacar el cantante, que por los directos que habia visto me lo esperaba mucho peor. Al finalizar el concierto, sólo tuvimos tiempo de ver que tal sonaba The Fall y ubicar el escenario San Miguel, igual pasó con Titus Andronicus, los cuales me sorprendieron muy gratamente, ya que almenos, las tres o cuatro canciones que llegué a escuchar estaban cargadas de energia y vitalidad.
    Llegados a este punto, sólo queda hablar del grupo al cual estaba esperando para el jueves (ya que Pavement por cuestión de horarios los tuve que sacar de mi cabeza lo antes posible): The xx. Es cierto que el ambiente era más que perfecto (oscurecia, y el rollo llovizna aunque a algunos les molestara lo hacia todavía todo más especial) y que sí, que sólo tienen un álbum, el concierto se puede catalogar como decepcionante. Se limitaron a tocar el xx en orden y calcado, sin ofrecer ningún tipo de espectáculo y dando a entender que, aunque llenen espacios tan grandes, el escenario se les quedó grande.

    VIERNES 28/5/10

    Llegar a las 17.50 con tiempo justo para ver a Harlem en el escenario Vice, que por cierto, no podia estar más lejos ni apartado de la civilización, nos lo podriamos haber ahorrado. Con esto no quiero decir que hiciesen una mala actuación ni mucho menos, pero es de esos grupos que cuatro canciones estan bien, a partir de la quinta se empieza a hacer un poco pesado, así que decidimos ir a ver que hacian The New Pornographers a la otra banda del recinto, pasando por el escenario Adidas Original, donde pudimos descubrir al grupo nacional Holywater, de los cuales desconocia su existencia y que me dejaron con cierta intriga. Poco después de acabar los anteriormente nombrados, The New Pornographers, con un directo bastante bueno, fuimos a descansar un rato a las gradas de Ray-Ban y ver a Nueva Vulcano. Me habian hablado de ellos y habia leído que eran uno de los imprescindibles del viernes, aunque no me lo acabé de creer. El concierto empezó flojo, pero acabó haciendonos levantar y acercarnos al escenario.
    Teniamos una hora libre antes de ir a ver a Beach House, así que nos pasamos por Beak>, para saber donde teniamos que ir después. Y aguantamos dos canciones. Me parece muy bien que haya grupos actuales que intenten experimentar y innovar, pero de eso a hacer música cansina y repetitiva al borde del ruido hay un rato. Aún así, el tiempo pasó rápido y por fin pudimos ver al dúo estadounidense formado por Victoria Legrand y Scott Scally, junto a un bateria desconocido, almenos desde mi ignorancia. Igual que me pasó con Surfer Blood, me esperaba un grupo mediocre, pero Beach House rompieron con todos mis esquemas. Un directo dificil de olvidar, teniendo en cuenta que en el escenario sólo encontrabas a un guitarrista sentado, una chica tocando los teclados y un bateria que parecia que se le quedaba pequeño su instrumento. Grandes, muy muy grandes. Y acto seguido desfilamos hacia el escenario San Miguel para reencontrarnos con uno de los grandes: Wilco. La verdad es que fue muy agradable escuchar el concierto desde el césped, sin agobios, simplemente disfrutando de su música. No soy una gran fan de este grupo, pero fue una buena experiencia.
    Los que no fueron una buena experiencia por las esperanzas que tenia despositadas en ellos fueron los siguientes en el San Miguel, Pixies. Como algunos críticos de verdad han dicho ya fue un "coge la pasta y corre" totalmente. Se limitaron a tocar medio Doolitle y una parte del Surfer Rosa, fue como estar en casa y ver un Greatest Hits en el sofá, aunque rodeado de guiris y, efectivamente, sin sofá. Total, una pérdida de tiempo, o más bien, algo innecesario y que nos hizo perdernos el principio del concierto de Yeasayer, ya que se encontraba en la otra punta del complejo y encima el camino estaba abarrotado de gente. El momento clave del concierto, como era de esperar, fue cuando tocaron Ambling Alp, la canción del anuncio del Primavera Sound de este año.
    Y por fin, a las cuatro, empezó al que, para mi, ha sido el grupo de este año: Mujeres. Los habia escuchado en disco y me habian parecido buenos, pero ese directo... ese directo ha cambiado mi opinión sobre la escena nacional actual. Brutales, directos, energicos... buenos. Si estos chicos no llegan lejos es que el mundo en general está loco y que el mundo de la música en particular está más que muerto.

    SÁBADO 29/5/10

    Todo lo bueno se acaba, y el final, por suerte para nosotros teniendo en cuenta que habiamos dormido unas cuatro horas, era tranquilo. Llegamos al recinto sobre las 20.15, el tiempo justo para acabar de ver a Mujeres otra vez y ver el principio de Standstill. Pero nos tuvimos que quedar con las ganas de acabar de ver el concierto que tan apetecible se presentaba porque en Pitchfork empezaba, a las 21.40, la razón de ir el sábado: sí, no perdimos el tiempo yendo a ver como The Drums tocaban el hit del verano, fuimos a ver a los grandísimos The Antlers. Igual que Beach House el día anterior, demostraron que con muy poco se puede hacer mucho, y aunque al fin y al cabo el mensaje era el mismo, The Antlers juegan en otra división. Ofrecieron un espectáculo tan grande que, sinceramente, es indescriptible. Y encima eramos pocos. Olé los solapamientos de este tipo.
    Para rematar la faena, nos dirigmos al San Miguel para ver a The Charlatans, el mejor grupo que tocó en el San Miguel y quizá, como no, en el que menos esperanzas tenia depositadas. Es cierto que las últimas canciones quizá se hicieron un poco pesadas, pero nunca está de más ver artistas de su talla tranquilamente tumbados y cenando.
    Y para despedirnos (porque nos negamos a ver a Pet Shop Boys) escuchamos a Dum Dum Girls, con un directo bastante mejor que el álbum, aunque tampoco fue nada memorable.

    En resumen: el año que viene nos vuelven a tener por allí dándolo todo, eso sí, ya he aprendido la lección: nada de esperanzas depositadas en los cabezas de cartel, "en el pot petit hi ha la bona confitura"!.
  • Pretty Visitors

    7 fév. 2010, 19h26m

    Sab 6 Feb – Arctic Monkeys, Mystery Jets

    Después de cuatro años escuchando sus canciones, no haberlos podido ver nunca, seis meses con la entrada en casa, estabamos allí, enmedio de fans histéricas, gente más o menos normal... esperando. Estabamos a pocas horas del concierto de Arctic Monkeys en la gira de Humbug, o el disco de la discórdia. Cómo ya dije en el resumen del 2009 (y comprobé ayer al escuchar alguna que otra conversación en la cola) este último LP no se ha valorado por su calidad musical (que como demostraron poco después es más que admirable) sino por su cambio respecto a sus trabajods anteriores. Es posible que sea más duro de escuchar, sobretodo la primera vez, pero pronto es posible darse cuenta de ese crecimiento del grupo, y de ese cambio positivo.
    Cómo era de esperar, pues, hubo problemas a la hora de entrar, pero conseguimos entrar y finalmente posicionarnos.
    La noche empezó con los teloneros, Mistery Jets, los cuales supieron animar de sobrar toda la sala y hacer la espera menos pesada, hasta me atrevería a decir que la mayoria de asistentes que no los conocian quedaron encantados. Después de cerrar el telón y de media hora más de espera, mézclandose el cansancio de todo el día y la emoción, alrededor de las diez aparecieron. Y de qué manera. Empezaron con Dance Little Liar, con humo, poca iluminación, gafas de sol por parte de Turner... un ambiente más que misterioso, pero rápidamente animaron al público al continuar con Brianstorm. Fueron intercalando canciones de los tres trabajos, aunque dejando ya un poco atrás el Whatever people say I am that's what I'm not y jugando entre el Favourite Worst Nightmare y Humbug, eso sí, sin abandonar ese sonido más "oscuro" al cual han evolucionado. Mencionar especialmente el tercer guitarra, la admirable voz de Alex Turner en directo (esperaba que fuera mucho peor) y el impresionante trabajo de Matt Helders en la bateria. La culminación de la noche llegó con When the Sun Goes Down para finalizar con, a mi parecer, una de las mejores canciones (hasta la mejor) del nuevo disco, Secret Door. Después de este último tema volvieron al escenario para regalarnos un Fluorescent Adolescent y 505, con los que más de un fan se quedó completamente tranquilo y pudo volver en paz.

    Sólo me queda darle las gracias al Sr. Turner y compañia, felicitarlos otra vez por este gran disco, y, en consecuencia, este gran concierto y por favor, I hope you continue doing the bad thing!
  • Top 5 conciertos 2009

    30 déc. 2009, 12h39m

    Este año he tenido la inmensa suerte de asistir a los dos mejores conciertos de mi corta vida, y afirmo y reafirmo que, viendo el panorama actual de conciertos, será dificil superarlo. Aquí van:

    1. AC/DC@Estadi Olimpic Lluís Companys, 7/6/09: Pasé una semana llorando y lamentándome porque no habia conseguido una entrada, y justo una semana antes me ofrecen una, definitivamente, eso sólo puede ser el destino. Después de horas de espera en la cola, dos teloneros y los cambios respectivos, sobre las 22.00h aparecieron ellos. Y de qué manera. Dos horas y cuarto de concierto en el que repasaron a parte del nuevo disco, sus más conocidos temas, que digo, himnos. No faltaron pues, temas como The Jack, Highway to Hell o el mítico Back To Black. Aunque la acústica del estadio es más que mejorable ofrecieron un concierto dificil de superar. Definitivamente, Let there was rock.

    2. Muse@Palau Sant Jordi, 28/11/09: Después de cambios de fecha y recinto, de desgana por la mala organización y del cansancio en general por ser un martes, allí estabamos todos, haciendo cola enfrente del Palau para escucharlos. Unos teloneros nefastos, una música de ambiente horrorosa, pero al fin los vimos. Bellamy y compañia ofrecieron un espectáculo digno de recordar, con una puesta en escena más que admirable y mostrando todas sus cartas resumidas en el nuevo Resistance, eso si, sin olvidar temas pasados como Plug In Baby, Starlight o el final Knights of Cydonia. Me atrevo a decir que eramos bastantes los que ibamos poco convencidos por el hecho de tener la certeza que tocarian la mayoria de temas del nuevo disco que, personalmente no me convence, pero después del recital que nos dieron, ¿qué más da el nuevo disco, la Copa Davis y todo lo demás? Las gracias de este año se las lleva usted sin duda, señor Bellamy.


    3. Oasis@Pavelló Olímpic de Badalona, 13/2/09: Los vimos. Los escuchamos, los sentimos. Nos cantaron, nos tocaron, nos emocionaron. Lo hicieron. No se olvidaron de nosotros y dejando de banda el esperado Wonderwall, tocaron Live Forever. Nos ofrecieron un espectáculo más que aceptable después de las críticas recibidas en Madrid y en otras partes, porque no decirlo. Está claro que los hermanos Gallagher siempre han sido objeto de discusión y no hace falta decir que son personajes más que mediaticos dentro del mundo de la música, pero, sinceramente, el 13 de febrero Badalona cayó a sus pies, aunque después de presentar este nuevo disco no podía ser de otra manera. Pero este concierto no creo que destacara por los temas en si, o por la calidad del grupo en directo, sino por la emoción contenida que se podía encontrar en el concierto, y es que me atrevo a decir que pocos fueron los que no acabaron llorando en este concierto.

    4. The Killers@Pavelló Olímpic de Badalona, 21/3/09: Que sí, que en este tipo de conciertos sólo encuentras a grupies pijas o demasiado modernas histéricas por ver al señor Flowers, pero eh, vale la pena aguantarlas. Ingénua de mi iba poco convencida, como no, después de haber visto más de un video dónde se pone en evidencia la calidad musical de este grupo en directo, sobretodo por parte de su cantante, pero salí más que satisfecha. No fue un concierto de salir y no creer lo que has visto, como podia ser el de AC/DC o el de Muse, ni uno de no parar de llorar, como fue el de Oasis, pero si es un concierto de disfrutar, de cantar, de saltar y de bailar mucho. De descontrolar y soltar adrenalina, de pasar un buen rato, pero de verdad.

    5. Russian Red@Palau de la Música Catalana, 11/12/09: No sé si fue por las circumstancias "personales" con las que fui conducida al concierto, si porque era la primera vez que la veía después de seguirla desde que sacó el disco o por el hecho que fuese en mi querido Palau de la Música, pero qué concierto. Un ambiente perfecto para esta chica de Madrid y su grupo. Repasaron todo su disco e introdujeron algún que otro tema nuevo, y es que esta chica pudo haber hecho lo que quisiera ya que la reacción del público hubiera sido siempre la misma, porque por Lourdes y su guitarra sólo puedes sentir una cosa: amor. Te enamora y no puedes hacerle más. No se dejó su versión de Girls Just Wanna Have Fun, y para acabar, nos sorprendió apareciendo descalza y tocando delante del escenario, sin microfono y siendo tal y como es. ¿Alguien es capaz de encontrar una noche más perfecta este año?
  • Top 5 discos 2009

    28 déc. 2009, 11h14m

    Y volvamos a empezar como cada año con el repaso de los cinco mejor discos, directos y películas del año, que el 2009 ha dado bastante de sí en los tres sentidos. Empecemos pues con los discos:

    1. Them Crooked Vultures-"Them Crooked Vultures": ¿Cuál es el resultado de mezclar a uno de los mejores bajistas de la historia del rock, al ya mítico bateria del grupo grunge por excelencia y a un guitarrista y vocalista que deja marca a todo lo que toca por su voz inconfundible? El resultado es el mejor disco del 2009. No hace falta buscar influencias, ya que sus componentes lo dicen todo. El día en que Joshua Homme anunció un nuevo grupo con nada más y nada menos que John Paul Jones y Dave Grohl parece que nadie le creyó, pero a estas alturas del año, después de unos cuantos conciertos y este disco queda comprobado que lo ha hecho y que el resultado ha sido más que bueno. Aunque el grupo en general suene más a Queens of the Stone Age encontramos canciones como No One Loves Me And Neither Do Ique calman las ansias de los fanáticos de Led Zeppelin y hasta un pequeño homenaje podriamos llamarlo a un grupo tan mítico como Cream. Sólo un grupo tan perfecto con un disco tan perfecto podía obtener el número 1 de este año.

    2. Arctic Monkeys-"Humbug": O el disco de la discordia. Y es que desde que el grupo británico lanzó el primer single, Crying Lighting, Humbug ha estado en boca de todos los oyentes de Arctic Monkeys no por su calidad musical, sino por el cambio que han sufrido. Muchos fans se han declarado en contra de este nuevo LP, pero sinceramente, encuentro más que acertado esta evolución de Turner y compañia. Es verdad que se alejan un poco del sonido "ártico" al que nos tenían acostumbrados con sus dos álbumes, pero no por eso es peor, sino al contrario: han sabido reinventarse y mejorar sin perder su toque característico, como pueden ser esas guitarras inconfundibles o la misma voz de hace tres años

    3. Black Lips-"200 Million Thousand": Este grupo díficil de classificar a mi parecer y denominado garage rock por el resto del mundo, es el claro ejemplo de banda que crea un disco con el cual, aunque tengas el peor día de tu vida si lo escuchas acabas animandote. Ritmos más y menos animados, sonidos hasta caribeños pero también un tanto duros... y es que tienen la capacidad de hacer lo que quieran, cuando quieran. Una voz más que inconfundible y un mundo diferente en cada canción que en su totalidad crean un álbum casi perfecto hacen del 200 Million Thousand el tercer mejor disco del año.

    4. The xx-"xx": Que sí, que estamos hartos de experimentos, de electrónica y de modernos que intentan innovar, pero The xx sean o no sean modernos, hagan o no experimentos, han creado un disco equilibrado y bello, con el que gracias a él podemos disfrutar de un momento de tranquilidad y serenidad, y es que personalmente, xx se resume con la palabra bienestar. Un álbum lleno de sorpresas que cautiva a cualquier que lo escuche. Definitivamente, son mi sorpresa y descubrimiento del año.

    5. Love of Lesbian-"1999":
    Y es que si no estubieran en la lista seria tracionarlos. Después del Cuentos chinos para niños del japón Love of Lesbian nos sorprenden con este nuevo álbum, o historia, depende de cómo se mire. Gracias a este disco el grupo barcelonés ha llegado (por fin) a todo el público nacional y se ha colocado en lo más alto dentro de los grupos indie-pop del panorama actual. Partiendo y acabando en la actualidad, 1999 cuenta la historia de amor de dos personas: los buenos y los malos momentos, las locuras por amor y por desamor, las inseguridades y las certezas... la historia de amor de cualquier pareja, sea 1999, 2001 o 2009, pero esta vez contada de una manera especial, con el corazón, y con una base musical más que aceptable y a la altura del cuento.
  • Top 10 década '00

    28 déc. 2009, 11h05m

    El 2009 llega a su fin, y con él también la década de los '00 (¿está bien dicho década de los '00?) así que me veo obligada a hacer un pequeño resumen de esta década que acaba. Empezaré pues, con los diez mejores discos de estos últimos diez años:

    1. The White Stripes-"Elephant": No soy una fan empédernida de este grupo, es más, sólo tengo dos discos de ellos y uno es éste, pero hay que reconocer que el exmatrimonio White me cautivó desde el primer momento en que oí Seven Nation Army hasta la última nota de Well It's True That We Love One Another. No es uno de los mejores discos de la historia pero si que es el mejor de la década, y con diferencia.

    2. Arctic Monkeys-"Whatever People Say I Am, That's What I'm Not": "Corría el 2006 cuando Myspace todavía dominaba las redes sociales de internet y unos adolescentes de Inglaterra presentaban su álbum de debut con el que batieron nuevos récords de venda y éxito": este podria ser un rápido contexto del primer disco de Arctic Monkeys. Y es que este grupo salió de la nada para acabar en el todo. Este año han sacado su tercer disco y aunque a sus más remotos y fieles fans no les acaba de convencer, siguen sembrando el éxito por allí dónde pasan, pero eso sí, como el primero, ninguno. Arctic Monkeys siempre será sinónimo de Whatever People Say I Am, That's What I'm Not.

    3. Muse-"Origin of Symmetry": Parece ser que este es el grupo del año gracias a su por mi parte más que dudoso The Resistance, y seguramente es el grupo de la década, por no aventurarse a decir que será el grupo del siglo XXI. Dejando suposiciones a parte, su guitarra, Matt Bellamy, ya ha sido cualificado como el mejor guitarrista de este siglo, vaya, el siguiente Hendrix de la historia, y en el Origin of Symmetry lo deja bien claro. Un disco original y que sirvió para marcar las directrices de este grupo, aunque parece que últimamente las están perdiendo un poco...

    4. The Libertines-"Up the Bracket": ¿Quién le iba a decir a Pete Doherty que acabaria siendo una estrella mediática protagonista de más de un escándalo gracias a su compañera de aventuras Kate Moss? Dejando de banda su vida personal, este hombre, junto con su banda, hizo renacer la esperanza al público británico (y al resto del mundo) acerca de una posible nueva era de britpop. Y lo consiguieron. Que se quite Babyshambles y las caras bonitas, Up the Bracket es otra declaración de principios más que bien hecha, y es que con este álbum lo único que puedes hacer es robarle el gorro a Doherty y quitartelo delante de él.

    5. Editors-"An End Has A Start": Todo final tiene un principio, y este es definitivamente el principio de Editors. Una voz y una música que te transporta, a mi parecer, al Manchester de finales de los años 70, dónde encuentras, como no, el grupo por excelencia y el punto de unión con el ahora: Joy Division. Tristeza, meláncolia pero también un brillo de esperanza se mezclan en este fantástico disco. Eso sí, por mucho sentimiento que transmita, está claro que este álbum no es apto para depresivos.

    6. Oasis-"Dig Out Your Soul": O lo que es lo mismo, "cómo sorprender a tus fans sacando un disco que realmente vale la pena después de tantos años". Parece que los hermanos Gallagher nunca podrian superar su Morning Glory, y con este disco no es que lo hayan superado, pero han podido remontar todos los anteriores años por los cuales habian pasado sin pena y sin gloria. Un gran disco para lo que parece ser una despedida definitiva en su carrera como grupo.

    7. Radiohead-"Hail to the Thief": Es posible que este sea uno de los discos que pasarán a la historia de Radiohead sin pena ni gloria, pero personalmente es uno de mis favoritos. Entre nombres y segundos nombres, 2+2=5 o The Lukewarm, y alejándose a su ya mítico The Bends, este grupo presenta un álbum totalmente diferente, y realmente a todos los de su carrera, ya que sus anteriores trabajos, Amnesiac o Kid A, habían dado un paso hacia la música experimental, y el Hail to the Thief es el paso con el que retroceden otra vez, pero eso sí, como ya he dicho, guardando las distancias con sus otros álbumes, y es que quizás este podria ser la oveja negra de la discografía de Radiohead, pero es que siempre me han gustado las ovejas negras.


    8. Arcade Fire-"Funeral": Igual que con The White Stripes, no soy ninguna fan de Arcade Fire, hasta debo reconocer que son de esos grupos que si los escucho muy seguidamente me llegan a cansar, pero este disco escuchado en su dosis juntas (igual que el Neon Bible) lo hace uno de los mejores de estos últimos diez años. Ese conjunto instrumental de cuerdas sumados al resto del grupo y esa voz que personalmente me transporta hasta un verdadero funeral pero eso sí, con una esperanza digna de por ejemplo, un año que se acaba hacen que este disco sea digno de cualquier cosa.

    9. The Killers-"Sam's Town": Puede que The Killers muchas veces sea sinónimo de Brandon Flowers y por tanto de fans histéricas, pero músicalmente hay que reconocer que son una joya visto el panorama actual. Y es que este grupo estadounidense puede con todo y ha demostrado ser una de las mejores cosechas de esta nueva década, y dentro de ella, lo mejor que han hecho has sido este Sam's Town.

    10. Bloc Party-"A Weekend In the City": Un ábum lleno de energia y bailable, con ritmos animados y rozando la electrónica, en resumen, lo que puede ser, o almenos deberia ser, un fin de semana en La Ciudad. Con este disco Bloc Party dió a entender que su disco de début, Silent Alarm, sólo era un anticipio de lo que podían llegar a ser y a hacer, y es que esta ONU musical han hecho ya tres discos que realmente representan una triología musical dónde se ve perfectamente el inicio y el final, la evolución de algo, y yo, personalmente, me quedo sin duda con la segunda parte.
  • Knights Of Barcelona

    27 nov. 2009, 22h45m

    Mar 24 Nov – Muse, Biffy Clyro

    Después de cambio de lugar y de fecha, de mal humor por estos hechos y por lo poco que me convencian algunos temas del nuevo disco, allí estabamos, un martes a las seis de la tarde haciendo cola delante del Palau Sant Jordi para por fin verlos. Poco después de las siete abrieron las puertas y a las ocho y cuarto empezaron los teloneros Biffy Clyro. Qué decir de este grupo. Una mezcla de Fall Out Boy, Weezer y... ¿cualquier grupo intento de post-hardcoretas ídolos de massas adolescentes quinceañeras con flequillos kilométricos y pelo liso? Lo siento mucho, pero no superaron la prueba de motivar (todavía más) al Sant Jordi. Para colmo, los señores del Palau decidieron poner música house para hacer más larga la espera hasta las 21:30. ¿Qué clase de persona escucha Muse y música house? Es verdad que para gustos, colores, pero sigue siendo algo contradictorio.
    Así pues, después de unos teloneros suspendidos, una música de ambiente más que mala y diez minutos de retraso, las luces se apagaron y la tela que cubria tres curiosos bloques situados en el escenario caía, el espectáculo empezó. El grupo apareció con Uprising, haciendo enloquecer al público, ya no sólo por su calidad musical, y más en directo, sino por la puesta en escena, aunque, también hay que reconocer, un poco fría por su parte.
    Seguidamente protagonizaron canciones del nuevo disco, The Resistance como el tema que lleva el mismo nombre que el álbum, o United States of Eurasia, donde Bellamy dejó al público enajenado con el piano, seguido de la cover Feeling Good, ya conocida por todos sus fans. Repasaron temas de otros discos, como New Born o Map of the Problematique, aunque no olvidaron ni mucho menos el nuevo disco (sólo se dejaron por tocar I Belong to You y la segunda y tercera parte de Exogenesis), como ya he comentado. Hicieron vibrar al público con ya himnos del grupo como Starlight, y dividieron el Palau con la polémica Undisclosed Desires, encontrando medio Sant Jordi enloqueciendo y medio más enfadado. Pero la culminación del concierto, sin duda, llegó con Plug In Baby: por fin veíamos al grupo en sus orígenes y en estado puro, sin simfonías ni tonterias, por fin Muse en estado puro.
    Sobre las once desaparecieron del escenario para poco después volver y acabar el concierto con Exogenesis: Symphony, Part 1: Overture (vale decir que la canción pierde la gracia en directo, ¿dónde está la orquestra?), Stockholm Syndrome y, finalmente, Knights of Cydonia. Y vaya final. Si en Plug In Baby el público ya estaba eufórico, en Knights, aunque fuera la última canción, lo dieron todo. Sacamos fuerzas de dónde pudiomos y acabamos de disfrutar de, seguramente, uno de los mejores conciertos de nuestras vidas.

    ¿Quién se acuerda ahora de todos los cambios de recinto, fecha, y de la Copa Davis?