Articles

RSS
  • CRUSTACEOS (un poema colorido)

    16 avr. 2009, 14h14m

    Tenemos una casa cerca del mar, muy cerca
    cortinas de humo no de
    jan entrar luz solar
    pu
    ede ser tan fácil razonar como un animal
    tapa tus ojeras y llévame a cam
    inar cerca del mar...
    Tu ra
    dio no funcionará por la sal en el mar
    Tu radio no funcionará por la sa
    l en el mar... en el mar
    Juro ha
    berte visto caer y romperte en mil
    en una bat
    alla campal contra nadie
    Tu radio no funcionará p
    or la sal en el mar
    Tu radio no funci
    onará por la sal en el mar... en el mar.Some Things Last a Long Time
  • SOMOS ORNITORRINCOS

    9 fév. 2009, 13h26m

    Hoy es lunes 9 de Febrero del año 2009. No sé cómo está el día.. creo que nublado.
    Un sueño que no lograba recordar lo hizo abrir los ojos. Con su mano izquierda recorre el piso en busca de su teléfono celular mientras mira al techo con sus ojos lagañosos semiabiertos y revisa su itinerario en la cabeza. Ya son las 13:26 de la tarde. Anoche la pasó bien pero sintió que las cosas estaban diferentes. Todo cambió después de la charla del viernes. Esa noche pasaron por tantos estados intensos que terminaron exhaustos. Excavaron tanto para descubrirse.
    Nunca había entendido por qué ella le decía constantemente que su relación era especial: tan especial como ellos dos.
    Después de arrancarse la cobertura del pecho furiosamente se miraron a los ojos por unos minutos. Sólo podían escucharse las voces de unos borrachos que peleaban en la vereda de la avenida. El acarició su nariz, sus párpados y sus mejillas. Ella acariciaba la frente de él y su cabello. Cada vez las caricias tenían más presion y los dedos adoptaban una posición de perpendicularidad en la piel del otro. Nunca dejaron de hacer contacto sus ojos. Un pedazo de piel arrancada sucedía a otro. Ninguno sangraba, ninguno lloraba. También el cabello comenzó a caer de a montones en las sábanas. Al fin descubrieron la bella realidad. El silencio llenó la habitación y contagió a los cuerpos que ahora permanecían inmóviles. La atmósfera se puso caliente como un horno y una brisa movía las cortinas para dejar ver el color rojizo del cielo nocturno cargado de agua.
    'Nunca me imaginé que vos también tenías un pico' dijo él agitado y sorprendido. Lágrimas de felicidad caían de sus ojos. Había que comenzar otra vez.
  • ZAPATILLAS ROJAS

    6 fév. 2009, 13h20m

    Hoy es viernes 6 de Febrero de 2009. Todavía está lloviendo.
    Esa noche te veías tan linda con tus zapatillas rojas de Doug Narinas. Quería sacártelas y olerlas, besarlas, dormir con ellas y tal vez usarlas, aunque tus pies son más pequeños que los míos y las rompería. ¡Oh no! ni quiero imaginarlo.
    Esa noche navegaba en tus jugos gástricos. Mi balsa era tu zapatilla roja del pie izquierdo y remaba con el palito del chupetín explosivo sabor a uva que te compré. Las aguas eran turbias y había olor a cerveza. Nada me importaba, nada puede vencer a tu zapatilla roja del pie izquierdo.
    En mi escritorio una foto de ellas a media sombra. ¿Dónde estuvieron? Ahora siento que nunca fueron mías. La foto mira ahora hacia el lado de la pared. El ventilador la dio vuelta.
    Me va a costar olvidar tus zapas pero creo que tu nuevo paraguas a lunares me presume. Quizás algún día me lleve a volar por encima de una plaza.

  • DISCULPE SEÑOR, ¿CUÁNTO CUESTAN LOS DIEZ GRAMOS DE CIANURO?

    6 fév. 2009, 12h59m

    Hoy es viernes 6 de Febrero. Día lluvioso, no importa lo que diga más arriba.
    Me dejaron solo en la oficina del fondo. Ni siquiera están los vejestorios que la ocupan todos los días. Puedo hacer lo que quiera. Debería estudiar pero no tengo ganas. Últimamente no tengo ganas de hacer cosas. El otro día vi una película que se llama Office Space. Es una cagada. La bajé (desde la pc de mi oficina) porque recordaba haber visto una escena hace muchos años en la que tres yuppies destrozaban una impresora golpeándola furiosamente con un bate de baseball. Tuve la estúpida idea de que esa película iba a cambiar mi vida. Pero no lo hizo, fue producida por FOX y actúa Jennifer Aniston. Eso lo dice todo. Sólo rescaté una frase: '¿Qué harías si tuvieses un millón de dólares?'. Yo produciría gases indeseables y trataría de eliminar gran parte de la humanidad.
    Pienso: todo lo que hago, lo que hacemos, ¿realmente hace que la vida sea mejor? Yo creo que no. Pero salir de eso es realmente complicado. Me enferman los Yuppies. Estoy harto de los tecnócratas. Me repelen los nerds. Esa gente no podría haber soportado la adaptación y hace de nuestro planeta un lugar más complicado. Nos llenan de cosas que hacen la vida más larga, difícil y tediosa... pero optimizan tiempo de procesamiento de tareas y administran bien los recursos... ¡¡¿PARA QUÉ?!! Quisiera tener el valor para hacerme hippie y dejar de usar desodorante y demás o para encarar algún quimico y decirle 'Disculpe, buen hombre. A cuánto me hace los 10 gramos de cianuro? Soy mayor de edad, además no es para mí. Lo necesita un amigo'.
    Suena mediocre, pero espero que esto sólo sea una etapa en mi vida.

  • HESUS SALVA

    6 fév. 2009, 11h42m

    Hoy es Miércoles 4 de Febrero de 2009. Día lluvioso.
    El viaje al trabajo es largo. Suele durar un poco más que media hora. Hoy usé otra línea de colectivo para cambiar el aire. Después de sentarme en un asiento de dos me puse los auriculares en las orejotas y observé con esfuerzo el display de mi reproductor de mp3: brillan las palabras 'rackity Jones - ixies' (no sé por qué no muestra las primeras letras). Muevo la palanquita hacia la izquierda unas cuantas veces hasta que encuentro 'onkey´s gone to heaven - ixies'. Play. Cierro los ojos dispuesto a dormir hasta llegar a mi destino. Me desperté muchas veces y siempre había alguien diferente sentado a mi lado.
    Cuando la lista de reproducción se terminó decidí dejar puestos mis auriculares para escuchar menos a los demás pasajeros. En mi último despertar, cuando estaba abriendo los ojos, pude ver a una señora de poca estatura que se desplazaba como un monito herido por el pasillo. Unos segundos después, ella decidió reposar en el asiento que estaba delante del mío. Varias cosas me llamaron la atención de ella: Lo primero fue un cartón que tenía escrita la palabra 'JESUS' con birome y que llevaba agarrado con una traba en su cabellera sucia y desprolija, como para protegerse de los ataques verticales de satanás. Al bajar un poco la mirada pude leer en la parte de atrás del cuello de su camisa la misma palabra pero con una 'H' en lugar de la 'J'. Sólo pude ver su cara cuando ella notó que estaba siendo observada por mí. Su expresión parecía la de un perro pequinés... un perro pequinés endiablado. Por escudo llevaba un trozo de telgopor en el que escribía 'JESUS' compulsivamente con una lapicera que sacaba de su bolso. Con el escudo se protegía de los malignos rayos solares que trataban de tocar su piel cuando atravesaban la ventanilla del colectivo.
    Una criatura en el cielo... Dios hizo un hoyo en el cielo... ¡¡¡Hay un hoyo en el cielo y todos vamos a arder!!!

    Monkey´s Gone To Heaven